LAS CONFIDENCIAS DE ANA: Kiko entró por tele, no por Gala

HA LLEGADO SU FINAL...

¿Quién debería ocupar el trono?

Todos podréis opinar con libertad pero bajo el respeto, o se volverá a restringir los comentarios, gracias por colaborar.

Kiko entró por tele, no por Gala

martes, 18 de junio de 2013 |

Este enlace nos lo ha facilitado una seguidora de este blog, María del Mar Ruiz, juzgar ustedes mismos...



--> -->

10 comentarios:

rosa rodriguez dijo...

pero este chico quien se ha creido que es?????? cristiano ronaldo o que??? con un poquito mas de humildad tambien se puede vivir, y eso de que eres guapo y tienes estatura lo diras tu porque cuando abres la boca perdiste la estatura y la guapura. y encima lo ponen de tronista, una que ya no ve el trono de los chicos.

Mª del Mar Ruiz Suárez dijo...

Jajaja que fuerte Ana no sabía que ibas a ponerlo en tu blog, me alegro que te haya servido el video :D

Jara Santamaría dijo...

hace falta ser gilipollas. así les va, les dan el trono a flipados de la vida, y luego se quejan de que se saltan las normas

melanchthon dijo...

María del Mar,así me gusta,desmontando a Kiko y por qué no,también al programa,porque ahí se ve a qué tipo de gente quieren para tronista.

Luana Ingrid dijo...

Pero a alguien le sorprende esto viniendo de este tipo de personajillo barato? XD

melanchthon dijo...

Naitsirc,debes de ser descendiente de aquel antepasado muy antiguo citado por Quevedo,llamado Pedro Grullo,el que decía perogrulladas.
Si es que hay cosas de la genética que no cambian nunca.

b-a dijo...

Patetico este tio! Puedr ser mono pero con solo abrir la boca hijo de mi vida lo pierdes todo, nunca encontraras a una tia qie te aguante a menos que cambies o que esa tia sea igual de absurda que tu

Alba Martín Grau dijo...

No,no entiendo a la gente q le gusta.
Kiko para ya de fama!!! Q a tubistes.bastante con suhaila!!

Alba Martín Grau dijo...

Este solo busca fama!!! .l.

Ardilla Roja dijo...

Kiko es un pestiño, seco, empalagoso e indigesto. Quien crea que esta ahí por Belén se equivoca.