LAS CONFIDENCIAS DE ANA: Esta es la historia de... El precio de no luchar por lo que eres

HA LLEGADO SU FINAL...

¿Quién debería ocupar el trono?

Todos podréis opinar con libertad pero bajo el respeto, o se volverá a restringir los comentarios, gracias por colaborar.

Esta es la historia de... El precio de no luchar por lo que eres

viernes, 28 de diciembre de 2012 |


Hola Ana, te voy a contar mi historia...

Todo empezó hace más o menos 5 años y medio en la urbanización donde yo vivía. Un día como cualquier otro bajé a jugar al fútbol con mis amigos, pero ese día pasó algo que lo cambió todo por completo, había un chico nuevo en el grupo y al verle algo me decía que tenía que ir hablar con él, que tenía que conocerlo y eso fue exactamente lo que hice...

Me acerqué a él y le pregunté - ¿Como te llamas?, Paul me contestó él, parecía muy tímido y bastante inseguro de si mismo, pero aún así quise conocerlo más a fondo. Tenía miedo a su reacción, no lo conocía de nada, pero algo me decía que siguiera adelante. Fueron pasando los días y el chico nuevo se fue metiendo cada vez más en mi grupo de amigos. Una tarde me invitó a su casa y yo son pensarlo dos veces le dije que sí, en el fondo ese chico me gustaba. Empezamos a hablar de todo un poco y sin darnos cuentas se había hecho la hora de irme. Cual fue mi sorpresa Ana que al despedirme me besó, no supe que decir y mucho menos que hacer, no sabía que él era gay, estaba tan confundido que no dije nada y me fui a casa.

A la tarde siguiente bajé al campo de fútbol y su trato conmigo era el de siempre, quise hablar con él a toda costa, así que me acerqué y se lo pregunté sin tapujos, necesitaba respuestas y solo él podía dármelas  - ¿ Qué te pasa? ¿Por qué me besaste?, pero él no me quiso contestar, al contrario hizo oídos sordos, yo no entendía nada de lo que estaba pasando, no sabía que hacer, ni que pensar. Quería hablar con él aunque fuera lo último que hiciese en mi vida.

Me armé de valor y decidí ir a su casa en busca de una respuesta, al llegar le exigí que me dijera porque hacía eso conmigo que me lo explicara, y su explicación fue que era gay, pero que nadie lo sabía, me pidió que no se lo cantara a nadie, que lo hiciera por él. Yo no sabía que decirle, estaba totalmente en blanco. Al cabo de cuatro días hablé con él y le dije que su secreto estaría a salvo conmigo, él me cogió y me besó una y otra vez. Estábamos saliendo pero en secreto, una relación dura y difícil  pero al mismo tiempo me llenaba de cariño y amor y eso me hacía muy feliz... sigue




Fueron pasando los meses, años y nuestra relación seguía siendo igual, yo no podía pedirle que contara la verdad ya que él no estaba preparado para hacerlo. El último año de estar con él creo que fue el peor de los cinco que duró lo nuestro. Hace 8 meses me fui a vivir solo, ya no iba a la urbanización y nuestra relación era cada día más difícil, nadie podía vernos juntos, en la calle eramos unos auténticos desconocidos y eso por dentro me mataba, no poder besarle en público, acariciarlo, decir a todo el mundo que eramos novios, ! Que eramos felices ! No podía hacer nada de eso, solo en privado eramos nosotros de verdad, escondidos, sin que nadie nos viera... Sin testigos de nuestros sentimientos.

El tiempo pasaba y pasaba y todo seguía igual, menos yo... Me estaba cansando de esa vida, porque todo el mundo sabía que yo era gay y no podía entender porque a él le costaba tanto. !! No es un pecado !!Así que decidí darle un ultimátum o yo o la gente. No quise ser así de brusco con él, pero me lo decía el corazón. Pasó un mes cuando me dijo que lo sentía, pero que el no podía decir a la gente que era gay, tenía miedo a que lo rechazaran, sobre todo su propia familia. En parte lo entendí Ana, porque yo también había pasado por eso de ser discriminado, insultado y hasta amenazado de muerte por mi condición sexual.

Después de eso le quise dar un tiempo para que pensara si valía la pena más su amor por mí o sus miedos, que valorara lo que tenía y lo que podía perder. Esa última semana fue la peor que he pasado. Un día acudí a mi antigua urbanización a ver a mi familia y cual fue mi sorpresa que me encontré a mi novio con una cogido de la mano ! No pude reaccionar ! ¿ Qué estaba pasando? Me quedé temblando de la rabia y la impotencia que sentía, solo quería llorar.

Lo llamé y quedé con él, no podía quedar así las cosas, - ¿ Quien es ella? Le pregunté enfadado - Ella es una amiga que se está haciendo pasar por mi novia, - me respondió él. No supe como reaccionar, vale que no quiera decir que es homosexual, pero esto de la falsa novia era demasiado, así que ese mismo día tomé la decisión de dejarlo.

Han pasado lo días y me corazón no puede olvidarlo. Él me busca, pero mi corazón aunque duela no quiere sufrir mas por nada, ni por nadie. Por un engaño así, ahora sigo mi vida con mis sueños y se que tengo toda una vida por delante. Me duele en el alma porque son casi 6 años con él y lo amaba, ! Aún lo amo ! Pero mi vida debe seguir con orgullo de ser quien soy, aunque a los demás no les guste.

Con mi historia Ana quiero que la gente piense en su felicidad ante todo, yo lo he pasado mal pero nadie dijo que sería fácil... Solo un consejo más... !! Vive tu vida !!

-->

3 comentarios:

Krlitos con K y sin A dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Krlitos con K y sin A dijo...

soy fan tuyo desde ya. Ha echo bien no, lo siguiente, si aceptas un consejo, auqnue te busque y te duela ignoralo, las personas asi, no cambiam. Ya veras como te llega la persona a la que te va asaber querer. !ole tu!

Gaby dijo...

¡Buenas! El tema es durísimo. Creo que no puedo imaginarme bien lo que lloraste, lo que sufriste, lo que temblaste al ver esa escena, pero tenéis que ser fuertes, ambos.

Yo siempre apostaré por el amor, más aún cuando esas dos personas siguen amándose igual o más que el primer día. Es doloroso, sí, pero él tiene que hacer el esfuerzo de vivir su vida, disfrutar de su vida... sin darse cuenta, están pasando los años y está viviendo una vida que no le pertenece, que no le gusta, que le hace infeliz...

Yo que tú seguiría apoyándolo, animándolo... haciéndole ver que debe tomar esa decisión, que debe ser valiente... que no está sólo, segurísimo que no...y aunque en este tiempo mantengáis distancia, tú sigues con él a por todas... Comprendo que para ti, debe ser durísimo... pero también debemos pensar que hay personas que lo tienen mucho más difícil, y que nosotros, somos privilegiados o hemos tenido suerte.

Les deseo lo mejor, te dejo mi correo porque me encantaría ponerme en contacto contigo y ver cómo continúa todo! gabidc92@hotmail.com
Suerte!! el AMOR todo lo puede! :)